La guerra  de gráficos ha empezado, un terreno en el que Crytek siempre ha estado a la cabeza o ha demostrado que puede superar los límites establecidos, así ha sido hasta la llegada de DICE y su Frosbite 2, motor que calza el Battlefield y que ha obtenido resultados discretamente superiores a Crysis 2 con su Cryengine 3.

Por esta misma razón supongo que Crytek ha decidido ponerse las pilas y darle un lavado de cara al ya sorprendente Cryengine 3, una actualización para funcionar con Directx 11  a máxima potencia, para hacer cosas tan sorprendentes como las que vemos en el siguiente vídeo:

Aprovecho para recordar que Crytek se encuentra ahora mismo trabajando en juegos como Ryse para Kinect, la secuela de Homefront y un posible Crysis 3, así que posiblemente veamos esta tecnología en alguno de estos juegos.

Sobre El Autor

Escribo en blogs de tecnología desde que empece a escribir en este tipo de blogs. Soy amante de los videojuegos y de las cosas caras que no puedo comprar.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario