Llega el final de Marzo, el principio de Abril y, lo más importante, Semana Santa, no, no es que seamos muy devotos por aquí, sino que implica una semanita de descanso, relax y, por que no, alguna que otra tocadura de huevos, más o menos lo que hacemos a lo largo del año, pero ahora tenemos una escusa.

Que mejor que empezar las vacaciones con un nuevo juego para nuestro smartphone, y que mejor juego que uno de los más descargados de toda la historia del Andorid mar…, perdón, Google Play, hablamos de Angry Birds, la gallina de los huevos de oro, que ha hecho que sus desarrolladores también se vuelvan de oro y, en esta nueva entrega, vienen preparados para seguir ensanchando sus bolsillos.

En poco tiempo, Angry Birds Space, se ha convertido en uno de los más descargados, como ya ocurrió con sus anteriores entregas. En este nuevo lavado de cara se prometían muchas novedades, muchos más niveles y mucha más diversión, y se ha cumplido todo, aunque más bien a medias.

No sabemos en que piensan los chicos de Rovio cuando hablan de novedades, pero viendo este juego podemos hacernos una idea, no tenemos elementos nuevos a destruir, no tenemos enemigos nuevos que derrotar y, en cierta medida, no tenemos pájaros nuevos, como mucho el de hielo, que lo único que hace es congelar todo lo que toca y, cuando tocamos la pantalla, congela todo lo que está a su alrededor en un radio más bien pequeño, aunque este pajarraco viene como sustituto al todo poderoso tucán boomerang, así que no cuenta como pájaro nuevo.

Por otro lado, seguimos contando con el resto de aves típicas del juego, con una pequeña variación para adaptarse a su nuevo medio y luchar contra la ingravidez, algunos de ellos, como el entrañable pajarraco amarillo que aceleraba el ritmo al tocar la pantalla, se ha echado un tinte fucksia y a cambiado la aceleración por un lanzamiento teledirigido, toda una novedad señores…

Lejos de los nuevos diseños, las físicas del juego siguen siendo buenas, nunca llegaron al nivel de excelentes, pero siguen cumpliendo su función, aunque con una diferencia, como hemos dicho, estamos en el espacio, y en el espacio no hay gravedad o, más bien, no en todo el escenario. En algunos niveles nos podremos encontrar con algún que otro elemento que nos atraerá hacia su interior, cosas de la gravedad, y que podremos usar para modificar nuestra trayectoria y darle un golpe por sorpresa a alguno de estos cerdos verdes.

En cuanto a los niveles, como he dicho, muchos niveles nuevos, aprovechando nuevas funciones de las físicas, etc, aunque no suponen un gran reto para los jugadores habituales, Angry Birds Space ha conseguido llegar un paso más allá el concepto de juego casual, facilitando el juego a los jugadores hasta el punto de pasarnos un nivel con 3 estrellas por pura chorra o, más exagerado aún, completar todos los niveles con un número de estrellas más que decente en tan solo unas 3 o 4 horas.

A pesar de esta facilidad en los niveles, Angry Birds Space cuenta con una pequeña sorpresa para los más gamers del momento, como son algunos niveles ocultos que hacen referencia a los mayores clásicos de la historia de los juegos, como puede ser, nuestro amado Space Invaders, entre otros.

En definitiva, los chicos de Rovio han pedido unos pantalones hechos a medida, con unos bolsillos mucho más grandes, porque los Angry Birds siguen más vivos que nunca y, a pesar de alguna que otra pega, ofrecen unas cuantas horas de diversión tanto para los jugadores de anteriores entregas, como las personas que se descarguen el juego por primera vez.

Sobre El Autor

Escribo en blogs de tecnología desde que empece a escribir en este tipo de blogs. Soy amante de los videojuegos y de las cosas caras que no puedo comprar.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario