Robert Bowling, la persona sobre la que recaía todo el peso creativo de Infinity Ward decide abandonar el barco para centrarse en un proyecto personal y lejos de tantas ordenes de publishers que no quieren comprender a los grandes creativos como él, o algo así ha pensado.

El nuevo estudio en cuestión se llama Robotoki, estudio que nace bajo la ideología de no estar reprimido por las ordenes de unos publishers que lo único que buscan son las ventas, su objetivo es tener ideas originales, curiosas y que llamen la atención para ponerlo en practica, un sueño muy bonito.

El primer proyecto del estudio parece estar ya en funcionamiento, un título aún sin nombre pero con varias plataformas fijas de aterrizaje, según afirma Robert, su primer trabajo se lanzará para consolas, PC y plataformas móviles, una idea muy ambicioso y con muchas posibilidades de futuro, solo tendremos que seguir de cerca a Robotoki y ver con que nos sorprende.

Sobre El Autor

Escribo en blogs de tecnología desde que empece a escribir en este tipo de blogs. Soy amante de los videojuegos y de las cosas caras que no puedo comprar.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario