Bueno gente, en esta ocasión y aunque los parezca raro, no voy a hablar de ningún FPS, ni siquiera de un sandbox, voy a hablar de cómo poder seguir con la afición a los videojuegos con la que está cayendo.

En años de buena bonanza aunque doliera se podía entender el esfuerzo de pagar más de 60€ por un título en su lanzamiento, para los menos pudientes quedaba la segunda mano un poco después.
El problema vino cuando las desarrollados vieron la cantidad de dinero que estaban perdiendo por éste mercado y pusieron los códigos vinculados a la cuenta del jugador, de tal manera que si compras un juego de segunda mano tienes que pagar ¡¡10€!! para poder disfrutar de su modo online.
Pero es que la cosa no queda ahí, y es que con la llegada de la crisis, las dos principales cadenas de venta de videojuegos decidieron maximizar (aún más) el beneficio obtenido del mercado de segunda mano, resultado de esto es que vayas a ver el estante de segunda mano e instantáneamente te de un dolor en el pecho tan fuerte que te tengan que trasladar en ambulancia al hospital.

Tras 3 infartos en una semana y 2 intentos de suicidio decidí explorar otras opciones. Ya lo había escuchado en podcasts, había escuchado algo en algún gameplay de bullit (al que aprovecho para saludar), pero nunca lo había comprobado yo personalmente.

Hablo del mercado británico.
Supongo que la gran mayoría de los lectores sabrá esto, pero los grandes dinosaurios de los videojuegos como yo (conozco unos pocos) siempre mostramos reticencias con este tipo de cosas. “¿Como va a ser que el mismo juego valga en UK nuevo más barato que aquí de segunda mano? Eso tiene que tener truco”
Pues no, señores y señoras, se ve que los señores encorbatados y trajeados, esos que consumen puros cohiba en cantidades industriales, piensan que a los jugadores españoles les falta un hervor y por eso meten esas puñaladas con los precios.
Si bien en los lanzamientos la diferencia puede ser “poca” ( para algunos, para mí 10€ es pasta en un videojuego), pero en los juegos con cierta antigüedad es brutal.

Voy a poner un ejemplo aderezado con un poco de humor (aunque las cifras no son ninguna broma), como ya saben algunos me ha dado por escribir, así que fui a buscar alguna “ganga” a una de estas tiendas tan simpáticas cuyo nombre prefiero no desvelar. Iba buscando un juego de la saga Flashpoint, por eso de buscar una experiencia más cercana a un simulador.
Ante las montaña de juegos seminuevos prefiero preguntarle al dependiente y me dice que estoy de suerte, le queda uno. Tras decirme el precio, noto que se me nubla la vista ¿el cuarto infarto?.. Gracias a Dios mi maltrecho corazón aguanta la embestida y no puedo hacer otra cosa que repetir perplejo, ¿25 euros? A lo cual responde el amable chico, tenemos uno a estrenar por 30…
Tuve ideas de decir mis pensamientos en voz alta, pero decidí morderme la lengua y no blasfemar delante de los niños.
Me fui corriendo a casa y cuando entré no pude reprimir un ¡CAGONDIOOOOS! A lo cual mi amable señora respondió, “¿No habrás vuelto a entrar en “cierta tienda”? Mira que te ha dicho el cardiólogo que te acabará matando”.
Cogí mi smartphone y despotriqué un poco en Twitter, y fue ahí donde me di cuenta. Vi un tweet de esta web y al entrar vi «zavvi». Y me dije, coño por curiosidad, ¡¡12€ nuevo!! y con gastos de envío incluidos, eso no es normal.

Y no, compañeros jugones y adorables lectoras, eso no es normal. He puesto el ejemplo de zavvi.es porque es el que más cómodo veo, pero hay otras opciones muy recomendadas como amazon.co.uk, no dejéis que os sigan vendiendo la moto y ahorrad que con Mariano con una tijera en la mano nuestros bolsillos son una especie en extinción.

Sé que alguno estará pensando, “este cabrón se ha vendido, le están pagando para que diga eso”, y nada más lejos de la realidad (ya quisiera yo que me pagaran, ¡que estoy pelaaaoooo!) lo digo porque tras mi experiencia lo veo la opción más recomendable y he querido compartirlo con todos vosotros.
Espero que os haya gustado, ¡¡un abrazo chicos y chicas!!

Sobre El Autor

Escribo en blogs de tecnología desde que empece a escribir en este tipo de blogs. Soy amante de los videojuegos y de las cosas caras que no puedo comprar.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario