Esto era algo que se veía venir, o yo era el único en verlo y me llamasteis loco, pero ahora tendréis que darme la razón. Tiempo atrás recordemos que fue aprobada una ley que nos permitiría vender nuestros juegos comprados en plataformas digitales como si de un juego de segunda mano se tratase, una ley que, obviamente, favorece más a los compradores que a las compañías.

La primera compañía en negarse a tal ley ha sido la poseedora de la plataforma de compra digital de videojuegos más grande de los interneses, Valve. La ama y señora de Steam ha creado una nueva clausula en el último contrato emitido para los usuarios de Steam, que todos aceptamos sin leer, en la se imposibilita la reventa de contenido digital usado.

Por supuesto, esto no ha hecho ni pizca de gracia a cualquier persona al tanto de la actual ley que le haya dado por leer el contrato, como por ejemplo la Federación de Organizaciones de Consumidores Alemanes (VZBV en alemán, pero en español es la FOCA), la cual tiene intención de tomar medidas legales contra Valve si decide no cambiar esta clausula del contrato.

Sobre El Autor

Escribo en blogs de tecnología desde que empece a escribir en este tipo de blogs. Soy amante de los videojuegos y de las cosas caras que no puedo comprar.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario