No somos los únicos en pensar así 😉

A estas alturas todos conocemos al mítico Super Mario Bros. Sus legiones de fans y las toneladas de tinta que han corrido desde que este juego apareció en el mercado aumentan con cada nueva versión y llegan a extremos delirantes. Mario ya es un personaje icónico que puede compararse a Tintín o a la Rana Gustavo.

Su creador, Shigeru Miyamoto, tiene en su haber el Premio Príncipe de Asturias  a la Comunicación y Humanidades por “plantear los juegos como un elemento de integración social y familiar” pero, ¿hay más vueltas de tuerca que dar a este juego que ya ha dado tanto que hablar? La respuesta es que sí. Cada vez estamos más acostumbrados a ver publicidad en los videojuegos, y nos resulta extraño que la realidad política o social no se cuele en las pantallas de cualquier juego. Un ejemplo reciente es la aparición de un cartel con propaganda electoral de Obama en un vídeo juego en el que un coche circula por las calles de una ciudad.  Pues aún se puede hablar más sobre Super Mario porque… ¿alguien se ha planteado que podría haber toda una teoría que relaciona a Mario con las drogas alucinógenas? ¿Que el fontanero con negro bigote pueda pasarse entre trufas mágicas y Psylocibe Cubensis, la seta alucinógena por excelencia?

Hace tiempo que se oyen en los foros voces que, con más o menos gracia, hablan de Super Mario como un juego repleto de referencias a las drogas psicotrópicas. Muchos usuarios ven en las flores referencias al peyote o al anís estrella,  o a la famosa amanita muscaria que engrandece a Mario conviertiéndole en invencible. Puede que sea así o no, pero lo que seguro no conseguirás de Mario es información o defensa abierta de las drogas. No podemos preguntarle a Mario pero, ¿qué es la esclerotium? Así que, si el juego está lleno de alusiones a las drogas no son más que eso, guiños y pistas que sólo algunos sabrán leer, y que la mayoría nunca identificará con la vida real. En realidad estamos hablando de una versión de Mario algo más adulterada y divertida, ¿no?

En cualquier caso larga vida al Super Mario Bros, en su versión infantil o adulterada.

Sobre El Autor

Escribo en blogs de tecnología desde que empece a escribir en este tipo de blogs. Soy amante de los videojuegos y de las cosas caras que no puedo comprar.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario