El fenómeno zombie nos llegó con fuerza, hace ya algún tiempo que se consolido con nosotros y pareciese que no quiera abandonarnos. Los juegos se empaparon del genero y aprovecharon la situación para hacer sus juegos más atractivos a un sector del publico al que, posiblemente, aún no habían llegado.

La mayoría de estos juegos solo añadían a los adoradores de cerebros como contenido secundario y, en casi todos los casos, en un plano secundario. Pocos juegos consiguieron triunfar o ser relevante ofreciendo un contenido único y exclusivo en esta temática.

El mod de Arma II, Day Z, intentaba llamar a los usuarios a un juego completamente orientado a esta temática, mezclada con las bondades de un juego multijugador online para hacer más realista la necesidad de sobrevivir en un mundo abierto plagado de muertos vivientes. Llegado a este punto, me gustaría decir que sería injusto comparar Day Z con The War Z, así que podéis olvidar toda la introducción anterior.

The War Z nos llevar nuestro sentido de la supervivencia al máximo, en un mundo abierto e inmenso, que no necesita envidiar a ningún RPG que se precie. Mientras otros juegos de temática y genero parecidos nos ponen en la piel de un pertrechado soldado experimentado, o esa es la sensación que me transmiten, The War Z nos mete en la piel de un “Yo” virtual, nosotros somos el jugador y nos defenderemos como así lo estimemos oportuno. Podremos ser el típico solitario malhumorado y reacio a las relaciones sociales o, por el contrario, el asustadizo superviviente que no puede dormir solo y busca un grupo desesperadamente.

Desde los primero minutos de juego podemos ver que la supervivencia es el factor clave del juego, no tenemos porque matar zombis si no queremos y, por supuesto, tendremos que planteárnoslo dos veces si queremos gastar balas para matar a dos solitarios zombis o preferimos pasar sigilosamente a su lado. Las balas son escasas y los alimentos también, pero también podemos tener un golpe de suerte encontrando un supermercado aún no saqueado del todo o una armería suficientemente repleta.

Sin duda la búsqueda de objetos es lo que nos hace fuertes en el juego, aunque al llegar a una zona segura podremos comprar objetos desde el menú antes de entrar al juego, cosa que, en un principio, dijeron que no añadirían al juego para igualar la posibilidades de todos los jugadores. Esto, a simple vista, podría darte un poco igual, pero piénsalo bien, estas jugando contra otros jugadores con tus mismos objetivos, aunque no con la misma forma de pensar, jugadores que al ver a un superviviente solitario lo ven como un supermercado ambulante más que como un posible compañero de grupo, así que, a falta de un sistema de reputación que nos indique en quien podemos confiar, tendremos que dormir con un ojo abierto tanto si vamos acompañados como si no.

En cuanto a la calidad gráfica de The War Z solo puedo decir que, a pesar de muchos aspectos por pulir, es bastante sorprendente, los paisajes están muy cuidados y detallados, quizás más que los pueblos, la mayoría de estos son bastante repetitivos, pequeños y no con demasiados lugares en los que de verdad puedas encontrar objetos interesantes.

Los desarrolladores muestran que están trabajando en un proyecto que de verdad les interesa actualizando continuamente el juego. Nosotros hemos estado jugando a la alpha del juego y continuamente nos encontrábamos con actualizaciones que corregían bugs que nosotros mismos y otros jugadores reportábamos, además de preguntarnos si añadiríamos algo nuevo al juego, como vehículos o mayor cantidad de armas.

La banda sonora del juego aún tiene que ser pulida en muchos aspectos, a pesar de que los zombis se mueven como el cine a dictaminado que deben moverse, sus gritos son exageradamente desesperantes, más que por la agonía de estos, es por la imposibilidad de saber si el zombi está debajo de la suela de tu zapato o detrás de una casa del pueblo de al lado.

Por supuesto, como cualquier beta que se precie, The War Z tiene un aserie de fallos que se van corrigiendo progresivamente, añadidos que aumentan la experiencia del juego y detalles tan desesperantes como tener que esperar una hora de respawn si hemos muerto durante el juego, no sé si esto lo han cambiado o tendrán intención de cambiarlo.

A pesar de todos estos detalles por pulir, las posibilidades de que The War Z salga a la venta a finales de este año son muy altas.

Sobre El Autor

Escribo en blogs de tecnología desde que empece a escribir en este tipo de blogs. Soy amante de los videojuegos y de las cosas caras que no puedo comprar.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario