De la mano de Arges System, nos llega Hairy Tales. Un juego con el que seguro, más de uno acabará con dolor de cabeza y tirando el ordenador por la ventana. Por suerte, tengo suficiente paciencia para mantener con vida mi portátil, aunque me he sentido tentado a darle martillazos, por no tirarme yo por el balcón.

 El juego en cuestión, nos mete en el papel de una especie de gnomo peludo -De ahí el nombre, supongo- que quiere liberar los distintos ecosistemas de la corrupción que se ha apoderado de ellos. ¿Cómo los liberará? Pues con una piedra mágica que purifica todo a su alrededor y, de camino, por qué no, recoger setas para aumentar tu puntuación.

Pero no todo iba a ser tan fácil como pasear recogiendo setas y piedras, ya que a veces tendremos que evitar enemigos u obstáculos. Goblins, árboles vivientes, gólems y más serán los encargados de hacer que no logremos nuestro objetivo. ¿Cómo lo cumpliremos? Ahí es donde jugáis vuestro papel, y donde os toca comeros la cabeza para completar los niveles. 

Gráficamente, no es un juego que destaque mucho o que deba hacerlo, ya que como muchos otros, su encanto se basa en la jugabilidad. Éste apartado, podría compararse con un minijuego. Sí, esos a los que todos hemos jugado alguna vez en clase con tal de no atender.

Girando y moviendo los bloques y vallas con las que está formado el escenario, recogiendo objetos y setas, son los únicos puntos que forman la jugabilidad de Hairy Tales, por lo que no hay mucho donde explayarse.

Con un total de 72 niveles repartidos entre el bosque, desierto y pantano. Si te gustan los puzzles, tomarte una aspirina cada veinte minutos, y la sopa de setas, no lo pienses más, este es tu juego. Desura nos lo deja por el precio de 4’99€ que, sin duda, es bastante asequible si quieres tener días de resaca sin probar una gota de vodka.

Comprar en Desura | PC

Sobre El Autor

Escribo en blogs de tecnología desde que empece a escribir en este tipo de blogs. Soy amante de los videojuegos y de las cosas caras que no puedo comprar.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario