Casi dos semanas que salió a la venta la quinta entrega protagonizada por Dante, nuestro cazador de demonios favorito, en una historia totalmente paralela a los anteriores. Y como no podía faltar, aquí está nuestro análisis.

Gráficamente no ha decepcionado. Ha innovado bastante en el estilo de mapeado respecto a sus anteriores entregas y mejorado notablemente la fluidez de los personajes y situaciones en las que puedes verte metido. También nos encontramos con que los mapas son, por lo general, muy coloridos y con tonos rojizos que resaltan más aún de lo que va el asunto: demonios.
Un mundo totalmente nuevo y modernizado en comparación al que estamos acostumbrados, posiblemente, ha sido una de las cosas que más han dado de qué hablar. Quitando el cambio de estilo, se han currado bastante los escenarios y recreado muy bien lo que querían, el mundo moderno. Y aunque no me ha agradado mucho el tema de los SWATS como interferencia en la historia, le da un toque mucho más realista al tema que trata el argumento de la entrega, de la que hablaré luego intentando profundizar lo menos posible para evitar spoilers.
En definitiva, el apartado gráfico es uno de los puntos que más puede llegar a tener a su favor, tanto por innovación en la saga, como por texturas y fluidez de personajes y animaciones.
Luego entramos en el apartado de jugabilidad, en el que realmente no hay mucho más que añadir salvo las mejoras en su sistema de armamento y mayor realismo de movimientos.
A diferencia de sus anteriores títulos, donde sólo podíamos tener equipada un arma cuerpo a cuerpo y otra a distancia, nos encontramos con que podemos llevar hasta cuatro armas equipadas a la vez, tres adicionales sin contar Rebellion; el arma a distancia, intercambiable entre Ebony/Ivory y las desbloqueables; por otro lado tendremos las armas demoníacas y las angelicales. Un sistema bastante cómodo para enlazar combos con distintas armas y su sencillez a la hora de intercambiarlas.
El apartado de sonido, en cuanto a banda sonora, es uno de los puntos más fuertes de DmC, sin embargo, el doblaje le resta bastantes puntos. Toca explicarse. Muy motivante el apartado musical en cuanto a escenas de acción tanto visuales como jugables. Es algo que, personalmente me ha gustado mucho del título; si digo que no me he olvidado a veces de mi indignación por el nuevo Dante, miento.

Pero el doblaje, aparte que nunca fui muy partidario de quitarle su idioma original a los juegos, he de decir que no está tan mal como quizás estáis pensando que diré. Lo que respecta a las voces, no es algo que te hagan echar el juego atrás, “se dejan escuchar”, como suelo decir. El problema llega, cuando en múltiples escenas –que no sólo una, que sería pasable, sino varias -, recuerda a la típica película que aún sigue en el cine y te descargas en cualquier calidad con tal de no pagar. El sonido y la imagen van cada uno por su lado; Vergil empieza a mover la boca, y al cabo de dos segundos, se empieza a oír su voz. Pequeños detalles que quizás ni notaría, de no ser porque es algo curioso que se rompa una pared, y aún esté conversando tranquilamente el personaje y luego, cuando el enemigo ya está mirándote, suene el derrumbe.

Sobre el argumento; como ya dije al principio, se trata de una historia paralela respecto al universo que ya conocíamos. Ésto ha sido otra de las cosas que tanto material para criticar ha dado la compañía a los fans, tanto para bien como para mal, entre los más veteranos. Pero dejando ésto de lado, y del Vergil líder de Anonymous, no está tan mal, dentro de lo que cabe.
Nos adentramos en un mundo contemporáneo y más actual que en las anteriores entregas, tanto en época, como en pensamiento de personajes. Dominado por la publicidad engañosa y un gran conocido intentando hacerse con el poder, y Dante, con la ayuda de Vergil, tendrá que pararle los pies y salvar la Tierra.

Para ser sincero, me esperaba un argumento muchísimo peor. Pero para mi sorpresa, no me ha disgustado tanto como pensaba. Sí es verdad que ha habido varios puntos que no me han agradado, tanto el cambio de Dante y Vergil, como el intento de mayor “realismo” que han intentado darle que, personalmente, veo curioso el querer darle realismo a personajes que son hijos de demonio y ángel.

Sobre el cambio drástico de Dante, ¿qué decir? Físicamente, es más realista y acorde a la época en que se encuentra y, mentalmente quizás también. Un diálogo lleno de insultos y chulería, desde luego han sabido captar el comportamiento de la sociedad actual, las cosas como son. Pero, como fan incondicional de ésta saga, diré que me opongo al cambio, aunque de poco sirva. Sin embargo, mientras estás jugando, no llegas a darte cuenta de a qué Dante estás controlando, hasta que llega una secuencia de vídeo y te deprime su cara de macarra.

Resumiendo, es un juego con una jugabilidad bastante buena, que ha dejado muy buen sabor de boca a la hora de acabarlo. Una banda sonora motivante que hace la experiencia aún mejor junto al diseño gráfico que consigue el efecto realismo buscado; son las cosas que suman puntos, frente al doblaje a destiempo y la eliminación de algunos detalles que hacen que se eche de menos el nombre original “Devil May Cry”, que restan algunos puntos.

Sobre El Autor

Escribo en blogs de tecnología desde que empece a escribir en este tipo de blogs. Soy amante de los videojuegos y de las cosas caras que no puedo comprar.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario