Soy de esos a los que no les avergüenza reconocer que se ha enamorado de otro hombre, quizás no literalmente, pero si que me siento atraído por el cerebro de Ken Levine, una especie de amor zombi más que de un amor propiamente dicho, pero en cualquier caso me encanta la forma de pensar de este hombre.

Y no es para menos, el padre y creador de la saga Bioshock merece ser alabado e inmortalizado de la misma forma que los de TVE inmortalizaron a Jordi Hurtado.

Supongo que a estas alturas conoceremos que su nuevo trabajo sale este mismo año bajo el título de Bioshock Infinite, una nueva entrega de historia ajena a la de los anteriores Bioshock aunque con cierto. Con motivo de continuar promocionando dicho juego, Levine lanza un nuevo vídeo, un falso documental en el que una persona ficticia nos cuenta lo ocurrido con Columbia tiempo antes de lo que nosotros viviremos con el juego.

Sobre El Autor

Escribo en blogs de tecnología desde que empece a escribir en este tipo de blogs. Soy amante de los videojuegos y de las cosas caras que no puedo comprar.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario