Muchas son las torturas que un jugador tiene que aguantar si decide embarcarse en ese gran abismo que son los juegos online, pero sin duda alguna el lag es el rey de todas ellas. Todos hemos sido victimas en algún momento de ese pequeño retraso entre nuestra orden y la acción del personaje, de forma que nos haya costado una muerte, nos hayan matado o, en el peor de los casos, se nos ha terminado por caer el juego.

En el vídeo que tenéis a continuación, podréis ver un experimento realizado con Oculus Rift, modificado con una placa Raspberry Pi y una webcam, para ver como sería nuestra vida diaria si sufriésemos el mismo lag que en los juegos Online.
Lo que han hecho ha sido que la webcam recoja las acciones que se realizan delante suya y mediante la placa Raspberry se transmitan a Oculus con un retraso de hasta 3 segundos, de esta forma el cerebro queda totalmente engañado, ya que la imagen visualizada no es la que correspondería a la orden dada, es decir, que queda muy gracioso para el que esta viendo a la persona hacer el tonto, pero ella tiene que estar en un constante “WTF!”.

Sobre El Autor

Escribo en blogs de tecnología desde que empece a escribir en este tipo de blogs. Soy amante de los videojuegos y de las cosas caras que no puedo comprar.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario