Rust, el juego de supervivencia en pelotas, sigue en una fase temprana de desarrollo y sus responsables siguen incluyendo nuevas funciones y actualizaciones a un ritmo bastante decente. Sin ir más lejos, la última actualización ha sido lanzada recientemente y como novedad han incluido la posibilidad de jugar con el género femenino, hasta el momento todo el servidor estaba lleno de falos y genitales colgantes, muy poco agradable.

Hasta aquí todo parece ir bien, pero el problema es que, a pesar de existir ambos géneros, no podremos elegir si queremos jugar como hombre o como mujer. El sexo de nuestro personaje estará basado en nuestra ID de Steam y no podremos cambiarlo a nuestro gusto, así que si nos toca ser mujer no podremos hacer nada para solucionarlo. Aunque ya hay herramientas de terceros para solventar este problema.

No es la primera vez, y suponemos que no será la última, que Rust genera polémica por estas decisiones, anteriormente ya ocurrió algo parecido al incluir diferentes razas y tamaños de genitales, ambos determinados por nuestro ID de Steam. No sabemos el motivo por el que los responsables de Rust deciden hacerlo así en lugar de hacer caso a la comunidad de jugadores que, al fin y al cabo, son los que están dando dinero a la empresa.

Sobre El Autor

Escribo en blogs de tecnología desde que empece a escribir en este tipo de blogs. Soy amante de los videojuegos y de las cosas caras que no puedo comprar.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario