Hace bastante tiempo que los chicos de Daybreak Games anunciaron que H1Z1 se separaría en dos juegos independientes. Uno de ellos mantendría la idea original de supervivencia y crafteo que ha hecho famoso al juego, H1Z1 seguiría siendo el matazombies tradicional. Por otro lado, tenemos H1Z1: King of the Kill, un juego de acción rápida que nos recuerda en gran medida a Battle Royal. Ya sabéis, la película en la que los protagonistas estaban obligados a matarse los unos a los otros para sobrevivir y que, en cierta medida, dio lugar a la conocida saga de Los Juegos del Hambre.

Sin desviarnos del tema, H1Z1: King of the Kill nos propone una acción rápida y directa, no encontraremos tutoriales y no veremos nada que nos indique que hacer. Sólo despertaremos nuestro instinto más primario e intentaremos hacer lo que podamos por sobrevivir. El único momento de calma que tendremos durante la partida será el tiempo que permanezcamos en la sala de espera esperando al resto de jugadores. Los primerizos podrán aprovechar esta sala para hacerse con los controlas ya que, como hemos dicho antes, el juego no cuenta con tutoriales y una vez nos suelten en el mapa no tendremos oportunidad de aprender nada, tendremos que ser rápidos para conseguir nuestra primer arma y tener algo con lo que defendernos.

La entrada en la partida la haremos en paracaídas, ya sea andando o con un quad, dependiendo de la modalidad de juego elegida. En ambos casos veremos a los jugadores cercanos caer a nuestro alrededor y hacernos una idea de lo cerca que estaremos de nuestros enemigos. Mientras vemos esto, tendremos que dirigir nuestra caída hacía una zona con buenas provisiones, normalmente casas o edificios.

h1z1-analisis-gamezoider

Con un poco de suerte, podremos aprovisionarnos bastante bien antes de encontrarnos con otros jugadores, ya que el tamaño del mapa es bastante exagerado. En el peor de los casos tendremos varios enemigos cerca y tendremos que estar atentos para primero disparar y luego preguntar. Recordad que es un juego de supervivencia, matar o morir, no hay tiempo para preguntarnos si el personaje que tenemos delante es enemigo o enemigo, no es H1Z1, es un Battle Royal.

Con esta pauta clara, deberemos seguir recorriendo el mapa en busca de los 150 jugadores que puede albergar cada servidor, aunque no podremos viajar a cualquier parte. Según avancemos en el tiempo, aparecerán una serie de peligros que nos obligarán a viajar hacia zonas seguras para encontrarnos con el resto de personajes. Puede ser un gas venenoso que disminuye considerablemente el tamaño del mapa o unas bombas que tenemos implantada en la cabeza y sólo podremos desactivarla en determinada zonas.

Por supuesto, la idea de esto es que las partidas sean lo suficientemente intensas y cortas para mantener la atención del jugador. Y lo hace bastante bien. En una buena partida podemos aguantar 20 minutos como máximo, es raro que pasado este tiempo quede algún jugador en pie. Aunque también podemos ser los primeros en morir y no jugar más de dos minutos. En este caso no tendremos que esperar que la partida termine para poder iniciar otra, una vez muerto saldremos al menu principal y podremos elegir otro servidor para jugar una partida y repetir la operación.

Gráficos

En el aspecto técnico no entramos nada que desentone del H1Z1 original. Tenemos un juego que luce de forma decente, aunque no es su fuerte y seguramente no nos sorprenda en general. Por ejemplo, tendremos un buen modelado del escenario y de los personajes, pero en muchas ocasiones veremos que la hierba crece delante de nosotros y edificios en los que la vegetación se ha apoderado del suelo. Aún así, no tendremos tiempo de prestar atención ha esto, ya que estaremos muy ocupados en conseguir armas y sobrevivir. Quizás por eso es posible que el servidor aguante con un mapa tan grande y con tantos jugadores.

En cuanto a la iluminación tampoco podemos destacara nada, sigue siendo aceptable y decente e incluso podemos considerar que es una iluminación bastante realista pero sin alardes de grandeza. Tenemos zonas más claras y zonas más oscuras, aunque si tenemos que destacar lo bien generadas y definidas que están las sombras. No encontraremos dientes de sierra ni efectos raros y esto es de agradecer. Al menos con todos los efectos del juego al máximo.

analisis-h1z1-gamezoider

Mecánicas

Las mecánicas del juego también son bastante sencillas. El juego se centra en disparar, recoger objetos y conducir vehículos. Tenemos unos controles típicos de cualquier shooter en tercera persona, aunque podremos cambiar la cámara a primera persona. En ambos casos el sistema de apuntado no es el mejor del mundo y las animaciones de carrera y dispar no son las más espectaculares. De hecho, nos recuerda bastante a algunos shooters de hace algunos años.

Al menos se han tomado un tiempo en perfeccionar las animaciones del personaje, ya sea la de sentarnos, levantar las manos o algunas mucho más raras. Estas animaciones sólo podremos usarlas en la sala de espera, ya que durante la partida no querremos perder tiempo haciendo el gilipollas con nuestro personaje a sabiendas de que tenemos varios asesinos que nos siguen los talones con malas intenciones.

Conclusión

A pesar de que H1Z1: King of the Kill es un juego divertido para un rato y mucho más entretenido si lo jugamos con amigos. No podemos evitar pensar que se trata de un simple mod del H1Z1 original. No tiene nada que lo haga destacar como juego independiente, y menos cuando las animaciones y efectos visuales son rescatados de dicho juego.

Esto no quita que H1Z1: King of the Kill tenga su público, ya que es un juego mucho más rápido y con una acción más directa. La supervivencia de H1Z1 se hace lenta y monótona, mientras que en este juego tendremos acción frenética desde el primer minuto y eso siempre es bueno.

Sobre El Autor

Escribo en blogs de tecnología desde que empece a escribir en este tipo de blogs. Soy amante de los videojuegos y de las cosas caras que no puedo comprar.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario